ESPAÑOL | PORTUGUÊS | ENGLISH 
Menu

RENTABLE Y DE IMPACTO POSITIVO

VERENA entiende que la silvicultura tropical de especies nativas se puede convertir en una de las actividades más importantes para que Brasil pueda cumplir sus metas nacionales e internacionales de reforestación y recuperación de áreas y bosques degradados, con beneficios sociales, ambientales y económicos.

Viabilizar la reforestación con especies nativas a gran escala puede generar múltiples beneficios para el país y constituir una de las más importantes contribuciones del sector productivo para el compromiso nacional en el Acuerdo del Clima (NDC brasileña). Entre las principales metas con respecto al uso de la tierra hasta el año 2030, están: la restauración y reforestación de 12 millones de hectáreas de bosques para usos múltiples, la restauración adicional de 15 millones de hectáreas de pasturas degradadas y un aumento de 5 millones de hectáreas de sistemas de integración agricultura-ganadería-bosques. VERENA y sus socios pueden realizar una contribución significativa al cumplimiento de parte de esas metas fundamentales para la economía de Brasil y para la sustentabilidad ambiental planetaria.

Tratar la reforestación de especies nativas como una actividad productiva a gran escala representa el fin de la frontera ideológica que ha separado por mucho tiempo a la restauración ecológica de la silvicultura de producción. Hoy en día ambas pueden compartir el objetivo común de descarbonizar la economía en el esfuerzo mundial para frenar el calentamiento global en hasta 1,5oC para el final de este siglo, en comparación con los niveles previos a la Revolución Industrial, de conformidad con el Acuerdo de Paris.

Sin embargo, los beneficios de escala de este modelo requieren la estructuración de informaciones de mercado todavía muy dispersas, además del desarrollo de nuevos mercados y de modelos económicos sólidos, aplicables a diferentes perfiles de producción y que permitan el cálculo del retorno sobre la inversión (ROI) y del riesgo.

El impulso de las mejoras que aumenten la productividad — por ejemplo, la mejora genética de las especies o el perfeccionamiento de prácticas de manejo y la reducción de los costos por medio de un programa de Investigación & Desarrollo — y el fortalecimiento de las regulaciones y de la lucha a la ilegalidad de la deforestación y explotación de madera de productos nativos, son algunos pilares de la actividad en las que VERENA concentra sus esfuerzos. El establecimiento de instrumentos económicos de incentivo, particularmente los vinculados a las externalidades, como el carbono, el agua y la biodiversidad, son también foco de los esfuerzos del proyecto.

Además del aspecto comercial, que beneficia directamente a los inversores y a los productores rurales que adopten este cultivo, la reforestación con especies nativas permite importantes beneficios ambientales y socioeconómicos:

  • posibilita la captura de carbono en gran escala;
  • impacta positivamente en la generación de empleos e ingresos en los medios rurales;
  • contribuye a la recuperación del suelo y a la producción de agua en mayor cantidad – y con calidad;
  • disminuye la presión sobre los bosques, frenando la tala ilegal y la explotación ilegal de madera y de productos forestales;
  • contribuye a la conservación de la biodiversidad; 
  • aumenta la resiliencia de paisajes y comunidades.